Lumbociatalgia debida a compresión del nervio ciático por una hernia: La eficacia de palmitoylethanolamide

Palmitoilethanolamida (PEA) está disponible en Europa como PeaPure. PeaPure es el producto más puro PEA, y contiene sólo PEA. En otros productos, tales Normast también son aditivos químicos y el guisante contenido mucho más bajo. Sólo en España e Italia PEA está disponible como Normast.

The percentage of PEA in a variety of PEA products

The percentage of PEA in a variety of PEA products

PEA in dolore lumbosciatico

PEA in dolore lumbosciatico

Seiscientos treinta y seis pacientes (336 hombres y 300 mujeres) afectados por lumbociatalgia debida a compresión radicular y/o troncular del nervio ciático y a discopatía, en fase tanto aguda como crónica, han participado en un estudio clínico multicéntrico llevado a cabo en doble ciego, controlado, aleatorizado, con dos dosis de palmitoylethanolamide frente a placebo en nueve divisiones hospitalarias y universitarias distribuidas en varias regiones italianas.

Sintomas de las neuropathias compresivas

Tanto palmitoyethanolamide como el placebo se suministraron por vía oral durante 21 días.

( Palmitoiletanolamida está disponible a través de Internet como PeaPure. PeaPure se produce en los Países Bajos. Palmitoiletanolamida también está disponible como Normast, fabricado en Italia.)

la eficacia de la palmitoiletanolamida para el dolor de hernia

La eficacia de los tratamientos se evaluó mediante la escala visual analógica (EVA) para cuantificar la entidad del dolor, y el cuestionario de discapacidad de Roland-Morris (RDQ) para evaluar la calidad de vida.

Diecisiete pacientes abandonaron el estudio: 12 pertenecientes al grupo tratado con placebo, cuatro al grupo tratado con palmitoylethanolamide 300 mg y solamente uno al grupo tratado con palmitoylethanolamide 600 mg.

PEA reduce dolore lumbosciaticaAl final del periodo de tratamiento tanto la reducción del dolor como la calidad de vida resultan significativamente distintas entre los tres grupos de tratamiento (ANOVA; p < 0,001), y la dosis diaria de 600 mg resulta significativamente más eficaz que la dosis de 300 mg/día (test de Scheffé; p < 0,05). Ambas dosificaciones de palmitoylethanolamide son significativamente más eficaces que el placebo (test de Scheffé; p < 0,05).

En efecto, en los pacientes tratados con palmitoylethanolamide el dolor y la incapacidad disminuyeron de forma mucho más evidente que en los pacientes del grupo placebo, que recibieron los tratamientos clásicos utilizados para esta enfermedad. Los resultados obtenidos demuestran que la palmitoiletanolamida (PEA) es una nueva molécula, eficaz y segura, para el tratamiento del dolor neuropático crónico asociado a las neuropatías periféricas.  (Dolor 2010;25(1):035-042)

fuente adicional:

EFICACIA Y TOLERABILIDAD DE PALMITOILETANOLAMIDA (PEA) EN
LUMBOCIÁTICA
Primer Autor: Morera Domínguez, Carles.
Centro de Trabajo: Hosp. Universitario Mutua de Terrassa (Barcelona).
Resto de Autores: Ibáñez Puertas, Miguel Ángel
Finalmente un bis de discolisis lumbares, por Autores: Trinidad, JM Torres, LM.

El dolor discogénico es uno de los grandes retos diagnósticos y terapeúticos que tenemos traumatólogos, neuro-cirujanos y especialistas en el tratamiento del dolor lumbar. Los tratamientos quirúrgicos se han mostrado controvertidos para aliviar el dolor discogénico puro. Así han surgido en los últimos años, múltiples tratamientos mínimamente invasivos que intentan aliviar esta patología discal (1,2).

La cirugía (laminectomía, discectomía o artrodesis vertebral) tiene un porcentaje de éxito entre un 60-80% según las series que manejemos. La complicación más temida es el síndrome postlaminectomía o espalda fallida. Esto es lo que nos lleva a buscar tratamientos alternativos con un porcentaje de éxito similar y menor índice de complicaciones (3).

Dentro de estas diversas estrategias intervencionistas se encuentran la terapia electrotermal intradiscal (IDET), termocoagulación intradiscal por radiofrecuencia, la ablación de las ramas comunicantes (que tiene el mayor nivel de evidencia, 2B+), la biacuplastia, la discolisis con ozono o la discolisis con azul de metileno (4). Otros tratamientos como la descompresión discal percutánea (Dekompressor TM) también están en estudio. De estos la radiofrecuencia de ramas comunicantes es la técnica que tiene más evidencia en el tratamiento del dolor discogénico puro (2B+) (5,6).

Pero la discolisis con ozono no sólo ha demostrado su utilidad en el tratamiento del dolor discogénico puro, sino también es una alternativa terapeútica útil en el tratamiento del dolor radicular por hernia discal. Siempre ha despertado controversia esta técnica, con defensores y retractores de la misma (7). No obstante, día a día se están publicando más estudios con un buen diseño metodológico que parecen apoyar su uso (8).

La discolisis consiste en la inyección en el interior del núcleo pulposo de algún material que lo afecte o del uso de corriente eléctrica o alta temperatura con el objeto de reducir el volumen del material discal para tratar una protrusión o hernia discal sintomática. En el pasado se usó para este fin la quimiopapaína, pero en la actualidad se ha descartado su empleo por la multitud de reacciones alérgicas graves que se produjeron (9).

El ozono es un gas medicinal que se usó por primera vez por Verga en 1989 a nivel extradiscal en el músculo paravertebral adyacente a la hernia discal. Posteriomente, Muto y Avella (Italia) lo usaron por primera vez a nivel intradiscal. A partir de ahí, se han realizado estudios que han permitido una generalización de su uso como tratamiento para la hernia discal (10).

BIBLIOGRAFÍA

1. Andreula C, Muto M, Leonardi M. Interventional spinal procedures. Eur J Radiol 2004;50(2):112-9.

2. Postacchini F, Postacchini R. Operative management of lumbar disc herniation : the evolution of knowledge and surgical techniques in the last century. Acta Neurochir Suppl 2011;108:17-21.

3. Paradiso R, Alexandre A. The different outcomes of patients with disc herniation treated either by microdiscec-tomy, or by intradiscal ozone injection. Acta Neurochir Suppl 2005;92:139-42.

4. Sujeet Gautam et al. Comparative evaluation of oxygen-ozone therapy and combined use of oxygen-ozone therapy with percutaneous intradiscal radiofrequency thermocoagulation for the treatment of lumbar disc herniation. Pain Practice , 2010.

5. Kallewaard JW, Terheggen MA, Groen GJ, Sluijter ME, Derby R, Kapural L, et al. Discogenic low back pain. Pain Pract 2010;10(6):560-79.

6. Felder-Puig R, Gyimesi M, Mittermayr T, Geiger-Gritsch S. Chemonucleolysis and intradiscal electrothermal therapy: what is the current evidence? Rofo 2009;181(10):936-44.

7. Bocci V. Ozone as Janus: this controversial gas can be either toxic or medically useful. Mediators Inflamm 2004;13(1):3-11.

8. Robaina Padrón FJ. Ozonoterapia intradiscal. Rev Soc Esp Dolor 2009;16(3).

9. Lehnert T, Mundackatharappel S, Schwarz W, Bisdas S, Wetter A, Herzog C, et al. Nucleolysis in the herniated disk. Radiologe 2006;46(6):513-9.

10. D’Erme M, Scarchilli A, Artale AM, Pasquali Lasagni M. Ozone therapy in lumbar sciatic pain. Radiol Med 1998;95(1-2):21-4.

véase más adelante: palmitoilethanolamida.123miweb.es

comprar palmitoiletanolamida: http://www.rs4supplements.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: